sábado, 21 de marzo de 2009

6 Pasos para Solucionar Creativamente un Problema













Aprenda a resolver un problema con la técnica desarrollada por Alex Osborn y Sidney Parnes, los padres del brainstorming.

En los años 50, Alex Osborn y Sidney Parnes crearon la famosísima técnica del Brainstorming. Este ejercicio se basó en los ejercicios que ambos realizaron al crear su "proceso creativo de solución de problemas", más conocido en inglés como Creative Problem Solving Process (CPS) mientras trabajaban para la Fundación de Educación Creativa (Creative Education Foundation). Más de medio siglo después, los pasos propuestos por estos investigadores siguen absolutamente vigentes.

Aunque Osborn falleció en 1966, el Dr. Parnes se transformó en uno de los mayores gurús mundiales en temas de creatividad. Es el cofundador del International Center for Studies in Creativity, que es el único lugar del mundo donde puedes obtener una maestría con mención en creatividad.

Paso 1: Reconocer el problema o la oportunidad de cambio
Lo principal es reconocer la existencia, la naturaleza o el alcance del problema antes de poder emprender cualquiera de los demás pasos.

Paso 2: Aceptar la propiedad del problema
Es uno de los pasos que suelen saltarse. ¿Por qué? No es su responsabilidad resolver todos los problemas que puedan afectarle. Entonces, si no tiene la autoridad o la capacidad necesarias para resolver un problema, lo más prudente es traspasarlo a alguien que las tenga.

Paso 3: Comprender el problema
Una vez que sabe que tiene un problema, y que ha aceptado tenerlo, debe definirlo con claridad. Esto significa descubrir todo lo que se puede hacer al respecto y recopilar información que pueda ayudar a encontrar la forma de solucionarlo. En concreto, conviene identificar las causas del problema.

Paso 4: Encontrar soluciones posibles y elegir la mejor de ellas
Se trata de hacer una lista con todas las soluciones que se puedan encontrar y, a partir de ésta, elegir la más adecuada.

Paso 5: Poner en marcha la solución elegida.
Una vez comprendas el problema y creas que eres capaz de solucionarlo entonces solo tienes que ponerte manos a la obra.

Paso 6: Supervisar y evaluar la solución
Una vez puesta en marcha la solución es importante supervisar que todo sale sobre lo previsto y, si es necesario, corregir los posibles desvíos.

“Frecuentemente, una crisis surge, no por falta de dinero, sino por falta de ideas.”

Winston Churchill